POR QUE CORRES?

Por qué corres?

“No sé, me gusta correr”.

Corro por que me gusta, simplemente disfruto corriendo, me hace feliz y mi cuerpo lo necesita. Mi cuerpo y mi mente están en perfecta sintonía cuando lo hago. Me libera de mi día a día y mi rutina. 

Deseo que llegue el final de mi jornada laboral para ponerme las zapatillas y subir a lo mas alto de aquella montaña, pensar mientras corro que puedo acabar mi próxima carrera, escuchar la tierra crujir a cada zancada o a cada paso que doy. Escuchar mi respiración y sentir que el corazón se me sale del pecho ante aquella subida infinita .

“No sé, me gusta correr” .Temprano cuando todavía ni tan siquiera a salido el sol acompañado de mi mochila de Trail y mi frontal, casi siempre solo pero a veces es algún amigo valiente el que me acompaña, incluso a veces  mi perro. Me gusta cuando un domingo de invierno me adentro en la montaña y las frías gotas de agua que quedan en las hojas de las plantas golpean en mi cara y poco a poco empieza a amanecer. Sale el sol y a esas horas ya he llegado a un punto alto de la montaña  donde empiezo a ver despertar mi ciudad. Me siento un momento, saco el móvil y hago la mejor foto posible de esta salida del sol. Continúo corriendo, en breve se despierta mi familia y quiero estar allí cuando lo hagan. Son casi 3 horas de entreno, estaré cansado todo el día pero habrá merecido la pena cuando cruce la meta de ese ultra Trail…

“No sé, me gusta correr”. Al mediodía con esa calor de junio. Ya va quedando menos para ese día. Queda menos para intentar ser FINISHER. “Disfruto” de la calor de las tres de tarde. He cargado mi mochila de Trail con agua y algunas barritas, además he planificado una ruta donde encontraré agua para no deshidratarme. Corro, porque me gusta correr, visualizo el día de la carrera una y otra vez, cruzaré la meta sí o sí! Tras 1 hora y pico de entreno acabo deshidratado, he pasado mucha calor y las fuentes donde debía haber agua estaban todas secas. Además las sombras de los árboles parecían que hoy no querían bajar la temperatura y mis barritas estaban incomestibles porque se han derretido dentro de mi mochila. Un entreno duro, otro mas pero merecerá la pena…

“No sé, me gusta correr”. Los niños ya han cenado, se han duchado y por fin están durmiendo. Son las diez de la noche, mañana los niños vuelven al cole y nosotros a trabajar pero… es hora de ponerse las zapatillas y salir a entrenar. Cansado salgo a la calle, casi no hay nadie. Es normal ,están descansando mirando la tele después de un duro día de trabajo. Bueno yo soy ” runner”, me gusta correr. Corro por el asfalto acompañado de mis auriculares, esquivando algún coche  y cruzándome con algún otro corredor. Nos miramos y nos saludamos pensando… ” otro friki como yo ! mola!”. Miro mi reloj GPS, voy bien, a 5 el kilómetro! Ha pasado una hora, vuelvo a casa. Estoy muy contento, me daba pereza salir a entrenar, pero cuando he vuelto a casa me he sentido genial. Ducha y a dormir, mañana mas…

” No sé, me gusta correr”. Han pasado muchos meses. He entrenado lo que he podido y cuando he podido. Es la última semana antes de la gran cita. Esa carrera, ese ultra ya están aquí. Miro por internet y vuelvo a mirar…  ¿ que hacer la última semana antes de la carrera? Hidratos y mas hidratos, así que me atiborro de macarrones  y mas macarrones hasta acabar aborreciéndolos cuando llega el viernes. Es un suplicio, un macarrón mas y vomito! Ahora toca el tema de la hidratación. Beber mucho durante la semana , así que bebo y bebo, tanto he bebido que durante la semana ni tan siquiera he podido dormir ni descansar bien porque he tenido que ir al baño entre dos y tres veces por noche… maldita hidratación! Como no … vuelta a internet… ¿ que desayunar antes de la carrera? La respuesta es mágica ya que dicen… ” no hacer experimentos el día de la carrera ” y con eso no hacemos ni caso…. le metemos al cuerpo un poquito más , no sea ser que falte. Y como no! El bendito y sufrido masaje de descarga.Cuando me lo hago? martes?, miércoles? maldito masaje y rodaje posterior…

“No sé, me gusta correr”. El día de la carrera es jodido si, pero el día de antes aún lo es mas. Cuantas veces he revisado el material obligatorio de este ultra? diez? veinte? Creo que he perdido la cuenta… y si voy a un carrera corta? Cuantas veces he mirado que no me faltara el chip en las zapatillas? otras diez o veinte veces como mínimo! además he dejado mi camiseta de la suerte junto a mis pantalones y mis zapatillas bien doblado en las sillas del comedor, y que nadie lo toque ! Eso es sagrado! Un ritual estudiado a medida para que no falte nada y si faltase algo serviría de excusa si la carrera sale mal… ” es que perdí mi camiseta de la suerte, los calcetines no estaban del todo secos…”

” No sé, me gusta correr”. Llegó el día de la carrera, malditos nervios. He dormido fatal, he tenido dudas, muchas dudas.”He entrenado lo suficiente? Acabaré?  100 kilómetros son muchos kilómetros… ” Suena el despertador, estoy muy cansado y nervioso. Toca desayunar, menuda aventura… no me entra nada! Fuerzo para comer… incluso tengo arcadas.


” No sé, me gusta correr”. La recogida de dorsal es otro drama emocional, allí es donde empiezas a mirar a todos lados.Ves aquel que va depilado con unas piernas exageradamente musculadas y piensas.. ” Vaya piernacas!” y yo parezco un osos con patas de palo! Miras a otro lado y ves las zapatillas de mas de 150 euros que lleva aquel otro corredor que está mas seco que la mojama y las comparas con las tuyas. Igualmente pones cara de… no pasa nada, intentas autoconvencerte ( has mirado por internet maneras de ser positivo durante la carrera) de que vas a ser FINISHER. Son tantos los nervios que ponerse el dorsal correctamente es una odisea, quien no se ha pinchado alguna vez la barriga y la yema de los dedos intentando ponerse el dorsal correctamente? Yo alguna vez he sangrado…Esto está a punto de empezar, pero… no puede ser , mis tripas piden paso.Intento ir al baño, una cola de mil demonios. Cientos de personas han puesto su culo antes que yo en ese minúsculo lavabo. Es mi turno, por fin me toca a mi! Increíble “ambientazo”. No hay papel… upppsss!

” No sé, me gusta correr”. Es hora de la salida, todo el mundo se mira , todos en su interior creen ser Kilian, pero ninguno lo somos, Kilian solo hay uno y nunca jamás habrá uno parecido a él. Esto está a punto de empezar… 3,2,1 ….ya!!! Tantos meses, tantas horas de preparación y ya estamos en marcha. Me gusta correr y eso es lo que hago, corro. Corro rodeado de cientos de personas que también les gusta correr. Mi objetivo es acabar, tengo claro que quiero acabar, no me importa ser el último, simplemente quiero acabar y correr, porque me gusta correr…

” No sé, me gusta correr”. Llevo muchas horas, los primeros clasificados ya hace horas que cruzaron la meta. Probablemente ya estén durmiendo y yo sigo aquí intentando ser FINISHER. Sigo luchando por acabar, y lo haré. He tenido muchos momentos malos durante estas casi 23 horas que llevo caminando y corriendo, pero son 100 kilómetros, ya sabía que sería duro, pero quizás no tanto. Cuantas veces me he preguntado… que hago yo aquí?  La respuesta… muchas, pero me gusta la montaña, me gusta sentir que mientras corro estoy vivo y pienso en mi familia que ha estado apoyándome durante esta larga travesía  que ha durado meses y meses para hoy poder cruzar la meta con ellos, seremos FINISHERS! Tan solo quedan unos metros, hace muchos y muchos kilómetros que no puedo correr, incluso cojeo, pero veo a el arco de meta y los dolores, el cansancio y todo lo malo se me pasa. Como si fuera el primer clasificado empiezo a correr, si a correr porque me gusta correr! Cruzo la meta, soy FINISHER!!

” No sé, me gusta correr”.Estoy en mi oficina, no logro concentrarme en mi trabajo, todavía tengo la carrera en mente. Voy a la cafetera todavía cojeando. Los compañeros de trabajo preguntan que me ha pasado. Respondo orgulloso y de la manera mas humilde que puedo que este fin de semana pasado hice un Ultra  Trail de mas de 100 kilómetros y que tardé veinte tantas horas… Sonrío por dentro, me vienen imágenes de la carrera mientras toco mi medalla de finisher que guardo en el bolsillo del pantalón.La gente alucina con mi gesta. Quedé el último clasificado, pero eso da igual, soy FINISHER!


Sigo en mi oficina. Han pasado ya varios días desde que acabé ese ultra, han pasado ya varios días desde que pronuncié esa frase… ” NUNCA MAS”! pero eso es mentira , ya estoy mirando la próxima carrera. Porqué? Porque me gusta correr.


Cada madrugón, cada caída, cada lesión, cada día que he salido lloviendo, cada minuto en el que he pasado encima de mis zapatillas, cada pensamiento negativo, cada oleada de frio , cada gota de sudor ha merecido la pena. Nunca he querido ser como nadie porque no tengo ni las cualidades ni el don que tienen grandes corredores. Jamás he pretendido demostrarle nada a nadie. No busco la admiración de nadie ni que nadie me admire como corredor. Simplemente corro porque me gusta correr, porque soy feliz y me siento libre.